sábado, 26 de noviembre de 2016

4 planes con niños en Madrid

Hay tantísimas cosas para hacer con niños en Madrid, que no acabaría ni en mil posts. Aquí os dejo cuatro que hicimos en nuestra última visita a la capital por las que podéis empezar en vuestro viaje a Madrid en familia.

1. Tour del Bernabéu

Ni pizca me gusta a mi el fútbol, pero he de decir que disfruté del tour del estadio de fútbol del Real Madrid. Sobre todo cotillear los vestuarios de los jugadores y el jacuzzi (que no sé si utilizarán, porque supongo que la mayoría tendrán en casa y preferirán disfrutarlo allí). El tour incluye también la zona vip, las salas con todos los trofeos del equipo, el túnel, las sala de prensa, una zona interactiva enorme con la historia del Real Madrid y muchas pantallas que toquitear, el banquillo... La visita es a tu aire, no es guiada, y dura unas dos horas. Al salir, paso obligado por la tienda, así que ya sabéis...

Puedes comprar las entradas del tour del Bernabéu en la web del Real Madrid. Cuestan 20 € para los adultos y 10 € para los niños. No hay descuentos salvo para madridistas (con carnet) o grupos. Os aconsejo comprar las entradas online para evitar colas, sobre todo si vais en festivo.

Tour Bernabeu

Tour Bernabeu niños


2. Circuito de karts de Carlos Sainz

Hay dos en Madrid, uno en Las Rozas (con el circuito indoor más grande de España) y otro cerca de la Casa de Campo, que es el que elegimos nosotros por tener un circuito cerrado y otro al aire libre y porque la previsión del tiempo era muy buena.

Otro punto a favor es que los concursantes de la última edición de Master Chef Junior estuvieron allí, así que ya podéis imaginar la motivación de mi tropa...

El circuito es total, te preparan como a un piloto de verdad: tu casco y tu mono y cuando acabas, al podio! Te dan unas instrucciones previas de cómo conducirlo y ciertas normas de seguridad en la pista. Los menores (hasta 14 años) corren por separado de los adultos, normalmente se alternan las carreras. Mientras corres, hay pantallas con los tiempos, los laps que quedan... ya os digo que todo muuuuy real! La estatura mínima para correr es 1,30 m.

Los precios de cada sesión de 10 minutos son 17 € para los adultos y 16 € para los niños. Sale más rentable comprar dos sesiones, sobre todo porque si una vez lo pruebas, quieres una segunda sesión, no hay descuento. Dos sesiones son 27 € para los adultos y 24 € para los niños. 

Es recomedable reservar, sobre todo en fin de semana. Encontraréis más información en la web oficial de Karting Carlos Sainz Center.

video


3. Restaurante Kilómetros de pizza

Si os pregunto si os comeríais dos metros de pizza que me diríais? Pues en este restaurante seguro que sí!!!

Kilómetros de pizza es un original concepto de pizzería, donde podéis comeros pizzas de hasta dos metros de largo, más grandes que tú! Nosotros éramos 11 y nos la comimos sin problemas, al principio parece enorme, pero no es para tanto. La sirven sobre un gran tablero (de dos metros, claro). Puedes elegir hasta cuatro tipos de pizza diferentes y así se acopla al gusto de niños y mayores. El precio? Muy bien, más o menos, con bebida y postre, no pasa de más de 15 euros por persona.

Tienen dos restaurantes, uno en la Avenida de Brasil (muy cerca del Bernabéu, por si hacéis el tour) y otro en la zona de Las Tablas, al que fuimos nosotros. En este último, el local nuevísimo, moderno y muy acogedor. Imprescindible reservar en fin de semana, sobre todo en el de la Avenida de Brasil.

Ellos cuentan que utilizan harinas especiales importadas de Italia y que sus pizzas gourmet las cocinan en hornos hechos a medida para sus establecimientos (me lo creo!, no caben en ninguno seguro!). La verdad es que están muy buenas.

restaurante niños Madrid kilómetros de Pizza


4. Museo de Cera.

Este plan no es tan imprescindible, pero nosotros quisimos ir esta vez porque íbamos con mi hermana y mis padres y nos acordábamos mucho del Museo de Cera de Madrid por una visita que hicimos cuando éramos pequeñas hace unos cuaaaaaantos años. Los niños lo pasaron muy bien. Hay personajes históricos que ellos no reconocen, pero otros (como los superhéroes, deportistas famosos y algunos cantantes, como Bisbal :)) que los peques conocen bien. Además de las figuras de cera, que sirven para repasar algunas lecciones de Ciencias Sociales con ellos, hay también un túnel del terror con un trenecito y un simulador.

Preved al menos dos horas para visitar el museo.

Los precios, 19 € por adulto y 12 € por niño. Hay un descuento de 2 € para las familias numerosas. Hay una promoción especial para familias, sólo en internet, con una entrada de 45 € para familias (2 adultos y 2 niños).

Mudeo Cera Madrid niños

lunes, 16 de mayo de 2016

Viaje con niños a la Selva Negra (y 3)

Nuestra tercera parte del viaje con niños a la Selva Negra fue sin duda la que más nos gustó. Fuimos hacia el norte, una zona menos turística y mucho más auténtica y alemana. 

Dejamos nuestro apartamento de Friburgo y nos dirigimos hacia el norte para conocer Gengenbach, un pueblo super pintoresco conocido por haber servido de plató de rodaje para algunas escenas de la película Charlie y la fábrica de chocolate. Es precioso, vale la pena callejear por allí y pasar al menos la mañana.  Gengenbach es también muy conocido por las ventanas de su Ayuntamiento, que desde principios de diciembre se iluminan para hacer de calendario de Adviento gigante.

Gegenbach Selva negra

Gegenbach Selva Negra niños

Gegenbach Selva Negra niños

Gegenbach Selva Negra niños


A efectos prácticos, hay baños públicos en uno de los edificios de la plaza principal del pueblo cuya puerta se abre con una moneda de 1 euro. También hay aparcamiento de pago muy cerca del centro y un parque infantil en un enorme jardín (Gastatte Schneckenmatt) donde nosotros hicimos picnic y estuvimos todos la mar de a gusto.

Gengenbach Selva Negra niños

Después de comer fuimos directamente hasta el pueblo de Enzklösterle, donde teníamos el hotel, una antigua granja con una pareja encantadora que regenta el alojamiento y el restaurante Berghof. Tienen por supuesto habitaciones familiares y se come de muerte. Tienen animales (conejos, caballos, vacas...) y senderos muy cerca para dar paseos por la zona. Nos lo recomendó mi amigo (y cocinero) Bernd Knöller, que es nativo de la zona, pero vive en Valencia desde hace más de 20 años y cocina también de muerte en uno de mis restaurantes favoritos de Valencia: el Riff.

Hotel Berghof Enzklösterle Slva Negra


Hotel Berghof Enzklösterle Selva Negra

Hotel Berghof Enzklösterle Selva Negra

Hotel  familias niños Selva Negra

Hotel Berghof Enzklösterle


Hotel Berghof Enzklösterle

Exteriores del Hotel Berghof

desayuno Selva Negra niños

Nuestras 3 recomendaciones en la zona son:

1. Subir sí o sí al Baumwipfelpfad, imposible de traducir ni sé muy bien cómo definir, pero os dejo unas fotos que hablan por sí solas:



 
 

Es una pasarela elevada de madera y hierro de 1.250 metros de largo sobre un bosque gigante de abetos. Estas son las vistas desde el punto más alto, a unos 40 metros de altura.


Para bajar, puede ser con San Fernando ;) o tirándote por el tubo que véis en las imágenes. La segunda opción es irresistible!






Tienen una entrada familiar por 19,50 € válida para dos adultos y sus hijos (todos!) de entre 6 y 14 años. Los menores de 6 no pagan entrada. Cada viaje en el tobogán-tubo cuesta dos euros y no pueden subir menores de 6 años.




El Baumwipfelpfad está en la localidad de Bad Wildbad. Se puede llegar en coche (hay aparcamiento de pago) y luego hay que andar un pelín hasta la entrada. Todo el camino y toda la pasarela perfecta para ir con carrito. Hay también un funicular que nosotros no probamos, pero tenéis la información aquí

2. Un tobogán de verano (Riesenrutschbahn de Poppeltal)








Super divertido. Tanto que se me olvidó hacer fotos, sólo una de la subida, que es parecido a un remonte de las pistas de esquí.
 
 
Este es el video que tienen ellos en su web donde se ve la bajada.
 

Podéis subir hasta con los más pequeños, porque se puede ir acompañando a los niños. 3 euros para la bajada de los niños, 4 para la de los adultos y 5,50 € si la bajada es de un adulto y un niño menor de 8 años juntos., pero hay también bonos de 6 viajes que salen más rentables. Y no podréis hacer sólo un viaje :)

Tienen tambien algunas atracciones de feria.


3. Sendero desde Bad Wildbad hasta el restaurante Grünhutte.

Aún no me creo cómo mis hijos lo hicieron, pero fuimos tan entretenidos con el paisaje y la ilusión de llegar, que aguantaron como campeones los algo más de 12 kilómetros que hicimos entre la ida y la vuelta. El truco está en hacer la ida, comer en el Grünhutte y volver, claro. No se puede llegar en coche, sólo a pie o en bici, esa es la gracia. Caminar y llegar hasta esta cabaña que fue refugio de esquiadores y que hoy en día es casi como un lugar de peregrinación muy apreciado por la gente de la zona.


 

 
El sendero en sí es muy chulo y además se pasa por un lago. Por el camino pueden verse frutos del bosque de todo tipo, sobre todo moras. Y en el restaurante, los arándanos son los reyes. Probad el vino de arándanos, la tarta de arándonos o una especie de crepr con arándanos (Heidelbeerpfannkuchen).
 
 
Grünhutte Selva Negra
 

 
Además tienen otras especialidades de la cocina alemana de la zona como los Maultaschen (una especie de raviolis gigantes rellenos de carne o verduras), la ensalada de patata, las salchichas... Es autoservicio: pides a través de una ventanita y esperas a que te den tu plato y bebida y te lo llevas a tu mesa. Tienen una pizarra con los platos del día (en alemán). Eramos los únicos españoles, y poco inglés por la zona, así que entre lo poquito de alemán que sabíamos y los gestos nos apañamos, jaaaa. Pero lo que más nos gustó es no sentirnos allí turistas!
 
restaurante Grünhutte Selva Negra
Restaurante Grünhutte
En el pueblo de Bad Wildbad hay también dos balnearios muy conocidos y menos turísticos que los de Baden-Baden. En el Vital Therme se puede entrar con los niños y nosotros nos quedamos con las ganas de ir, pero no nos dio tiempo.
 
Y aquí acabó nuestra experiencia por la Selva Negra. Después emprendimos camino para seguir nuestro viaje por Legoland Alemania y Munich

lunes, 25 de abril de 2016

Cumpleaños originales para niños: de conductores!

Huyendo de los parques de bolas, estuve mirando qué otras opciones había para celebrar el cumpleaños de MiMediano. Láser, cine o bolera ya lo tenía muy visto, pero navegando por internet encontré un parque infantil de tráfico en Mislata que me pareció muy original. 

El parque está en el Parque de la Canaleta y aunque es municipal, está gestionado por una empresa privada y abierto a todo el público, sin necesidad de estar empadronado en Mislata. Celebran cumpleaños desde hace poco y los organiza la empresa de animación Anima't.

El cumple dura tres horas. Comienza con una clase teórica de educación vial en un aula grande que hay en el mismo parque. Después, viene la práctica, lo más divertido! Hay un circuito con semáforos en funcionamiento, señales, un puente, rotondas, pasos de cebra...real como la vida misma! Los niños pueden ir conduciendo con bicicletas, karts a pedales y karts eléctricos. Podéis imaginaros qué vehículo triunfó más... el eléctrico, por supuesto, pero los monitores van haciendo que ellos se turnen para que todos prueben todo.
 
cumpleaños niños tráfico mislata

cumpleaños original Valencia

Cumpleaños niños Valencia karts

Nosotros hicimos una primera tanda, con una parada para merendar y luego continuar con una segunda fase de conducción. 
cumpleaños infantil karts valencia
Si os estáis preguntando el precio, pues también muy bien. Si son más de 10 niños, 6,80 € por cada uno. No hay opción de merienda, pero yo preparé unas bolsitas con unos sandwiches, agua, una barrita de chocolate y chuches que se comieron allí mismo. Después de la segunda tanda, volvimos al aula para soplar las velas, comer la tarta y dar los regalos.

cumpleaños karts niños mislata
La edad recomendada es entre 3 y 14 años. Para los más pequeñitos tienen motos de juguete y karts a pedales tamaño mini. 

Si estás buscando un cumpleaños diferente en Valencia, este es un buen candidato!

Os dejo el horario de atención y los datos de contacto:
L-V de 9-14h y de 16-20h (excepto viernes tarde) 
673 300 036 (Idoia) educa@nemasa.com 

lunes, 4 de abril de 2016

Viaje con niños a la Selva Negra (Parte 2)

Ya os conté que nuestro viaje por la Selva Negra comenzó por Friburgo, donde nos alojamos varias noches para ir haciendo excursiones de un día con los niños. Aquí os dejo dos:
 
1.- Museo de la Selva Negra y trineo de verano de Gutah

El primer día fuimos al Museo de la Selva Negra, una exposición al aire libre del modo de vida de la zona, donde han llevado antiguas granjas para que conozcamos cómo vivían, trabajaban, comían o estudiaban, porque hay hasta una escuela, pero también un antiguo molino, un horno y una capilla. Hay una entrada familiar desde 20,50 €. El museo tiene dos restaurantes, uno más informal que el otro, ambos con buenos precios. También un parque infantil.


Parque infantil en el Museo de la Selva Negra

 
En el Museo de la Selva Negra hay también animales
 
Juego de sombras chinas en una de las granjas del Museo de la Selva Negra

Muy cerca del museo está el Rodelbahn de Gutach, un trineo de verano que recorre 1.150 metros de la montaña y que os encantará a todos. El viaje cuesta 2 € para los niños (entre 3 y 14 años) y 2.50 € lo adultos. Hay bonos de 6 viajes (que os recomiendo porque seguro que queréis repetir!) por 9 y 12 €. El Rodelbahn está abierto de 10 de la mañana a 6 de la tarde de marzo a octubre. Cada trineo es para dos personas, aunque también puedes hacer la bajada sol@.


Acabamos el día visitando Schiltach, un pueblo de cuento típico de la Selva Negra, huyendo de otros más conocidos pero mucho más turísticos.



 
2.- Cascadas de Triberg y relojes de cuco

El pueblo de Triberg, famoso por sus relojes de cuco y su cascada, es una excursión imprescindible en la Selva Negra. La Triberger Wasserfälle es la cascada más alta de Alemania (163 metros de altura y siete saltos de agua) y uno de los puntos más turísticos de la zona. Es necesario comprar una entrada para visitarla (ticket familiar por 9,50 €) y puede recorrerse de arriba abajo o a la inversa porque tiene dos entradas. Una vez dentro, podéis simplemente recorrer la cascada o hacer uno de los tres itinerarios señalizados con tres colores distintos, de 45, 60 y 90 minutos, que podéis ver en este mapa. Nosotros hicimos el de 60 minutos, marcado en rojo en el mapa, que va recorriendo también parte del pueblo y pasa por un parque infantil con tirolina y vistas a un lago. Paramos muchas veces, una foto aquí, una foto allá, un rato en el parque...y en vez de 60 minutos, pasamos allí toda la mañana!

En las taquillas venden también cacahuetes para dar de comer a las ardillas que viven por allí. Nosotros tuvimos suerte; vimos unas cuantas y conseguimos que comieran algo!
  
 

 
Cascada Triberg Selva Negra
Parque con tirolina en el recorrido de 60 minutos
 
Triberg Selva Negra
 
 

En la calle principal de Triberg, cerca de la entrada principal a las cascadas, hay varias tiendas de relojes de cucos, cientos de relojes de todas las formas, tamaños y precios. Nosotros nos topamos con un vendedor español que nos enseñó un montón e hizo sonar unos cuantos en la Haus der 1000 Uhren (Casa de los 1000 relojes).
 

Relojes cuco Triberg Selva Negra
Relojes de cuco en la tienda Haus der 1000 Uhren

Triberg Selva Negra
 
Triberg es además conocídisimo por la Tarta Selva Negra, porque allí mismo está el Café Schaefer, donde sirven la mejor del mundo. La encontrarés en las cartas de los restaurantes de la Selva Negra como Schwarzwälder Kirschtorte.
 
Podemos recomendaros para comer un restaurante típico alemán en el que estuvimos a gusto, comimos bien y no fue caro. Qué más pedir en un sitio tan turístico!: Wirtshaus Alt Tryberg. Para acertar seguro, pediros unos Maultaschen (pasta rellena de carne típica de la zona) y Schnitzel (filete de ternera rebozada que se sirve normalmente con patatas fritas y ensalada). 

Muy cerca de Triberg, en el pueblo de Schonach, está el reloj de cuco más grande del mundo. Tan grande que es del tamaño de una casa. Está abierto de 9 a 12 y de 13 a 18:00 y la entrada cuesta 2 € por persona. Se entra a la casa por la parte de atrás y en su interior puede verse el mecanismo del reloj. Después se sale al jardín, donde puede verse (y oirse) el cu-cu cada media hora.


Reloj cuco Schonbach Selva Negra
El reloj de cuco más grande del mundo
En el próximo post os contaré otras dos excursiones más para hacer desde Friburgo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...